jueves, 4 de julio de 2013

Retorcido. Lucas Moreno. Cuento.





Lucas Moreno nace en 1983, en Luján y en el clímax de la democracia. A los tres años lo desarraigan y lo llevan a Salta, donde el colonialismo sigue de moda. Su adolescencia es espantosa y finge estar loco en el último año del secundario para no estudiar. Lo logra gracias a una psicopedagoga infradotada.
A los diecinueve años llega a Córdoba y estudia Letras Modernas porque es una carrera con sus mismas iníciales. Termina todas las materias y se retrasa con una tesis sobre el suicidio.
Finalizando la carrera, descubre su facilidad para hacer el ridículo y se convierte en animador de eventos culturales, como Circo Invisible. Esto también lo empuja hacia el mundo de la performance, donde encuentra su plenitud en el colectivo artístico Piña Azteca. Allí, entra varias actividades, monta castillos inflables en lugares públicos, intercambia cabezas de animales y ata a gente con sogas.
Participa como columnista en revistas: CosmoLit (de moda), Árbol de Jítara (académica) y Es lo que hay (literaria).
Como desconfía de su destreza como escritor, incursiona en el arte fotográfico. Comienza a narrar con imágenes y crea la trilogía del Documento Gráfico, un blog alucinante y de visita obligatoria.
Actualmente estudia cine y si uno busca en el under de los cortos cordobeses, puede encontrarse a Lucas Moreno en algún papel bochornoso y sobreactuado.


Contratapa


Pocas veces surgen autores con un sentido del humor tan extremo y desconcertante. Los cuentos de Retorcido producen una risa incómoda, indignada. Las peores atrocidades están narradas con alegría y despreocupación. Uno queda paralítico ante este tornado patológico, sin saber qué hacer con el texto. Lucas Moreno se convierte, sin dudas, en un exponente brutal de lo tragicómico.

Lucio Moretti
Autor de Ondulado








¿Qué es Antiplan?








La locución latina ópera prima se refiere a las primeras obras de un autor. 

El arte de escribir es un trabajo solitario y despiadado a la hora de recibir reconocimiento. Un escritor sin editar es prácticamente un desconocido en el circuito literario. Este proyecto editorial se dedica en exclusividad al curado, edición y salida al mercado de operas primas. Se le brinda al autor los recursos y elementos necesarios para disponer de todas las posibilidades para el mejor debut.



En términos románticos

Antiplan es una puerta que se abre al primer intento, una obra en construcción. 

Operas primas, desnudas, con las pretensiones de empezar a caminar. Creamos una maqueta llena de tinta y palabras, una cajita musical donde lo que suena es la voz del narrador. Un objeto bonito que la contiene, en blanco y negro, con el acento en la palabra,. Sabemos que alguien tiene algo que decir.


Un vuelo por los inicios de la literatura, para algunos autores. Acá no existe el azar ni los pecados capitales, nadie reza para que le vaya bien, no existe el ruido, ni lo inmediato, nada es momentáneo. No hay instituciones ni clases, no hay ascetas, sólo sensualidad y dedicación, acá rige la simetría, lo simple, lo sublime. 

Diferenciar lo nuevo de lo que debuta es tarea de gente buena.




No somos una empresa de servicios, lo nuestro es abrir puertas.


Respondemos a una pregunta compleja:

¿Cómo hago para editar? 

:::  Una persona de la editorial tiene una charla preliminar con el escritor acerca de las motivaciones, expectativas e intenciones sobre del material.

:::  El segundo paso es lectura del texto y evaluación acerca de las necesidades en su edición.  Para empezar a trabajar en la corrección del material.
:::  Luego de estos pasos se trabaja en la estética del libro, de la portada y su interior.  Se maqueta en el formato de salida, se imprime.
:::  Por último se presenta en sociedad y se distribuye. 

Estos son los pasos en términos básicos. Sabemos que cada escritor tiene necesidades y expectativas únicas que serán atendidas. 




¿En qué te podemos ayudar?



:::  Prensa 

Ser parte de un circuito literario implica un trabajo de campo, un trajinar de hormiga, armarse de una serie de recursos que un escritor no tiene la obligación de saberlos. Desde Antiplan ofrecemos recursos para lograr una cierta visibilidad en el ambiente literario y artístico. 

Ofrecemos asesoramiento personalizado para desarrollar un blog y como manejarse en redes sociales.